¡Insta a Aritzia a que Deje de Usar Alpaca!

UN LAB Middleware Label: Title Ends

 

Esta investigación de PETA que compartimos con Aritzia muestra la crueldad inherente a la industria de la alpaca. A pesar de saber lo mucho que sufren las alpacas durante la esquila, el minorista sigue vendiendo su vellón.

Las alpacas son animales inteligentes y sociales que viven en grupos familiares y se comunican entre ellas a través de zumbidos. Y como muchas madres de otras especies, las madres alpaca son muy protectoras de sus crías, y generalmente las amamantan de los seis a los ocho meses. Pero en la industria de la alpaca, estos nobles animales son obligados a padecer una crueldad enorme, solo para que los humanos puedan vender su vellón como suéteres, bufandas y otros productos.

Una investigación encubierta de PETA, primera en su tipo, dentro de la granja privada de alpaca más grande del mundo, en Perú, reveló que los trabajadores lanzaban a las alpacas (algunas de ellas embarazadas) sobre mesas, las ataban a dispositivos de sujeción de apariencia medieval y las jalaban con rudeza, casi arrancándoles las piernas de sus articulaciones. Sujetaban por las orejas a los animales, quienes luchaban y lloraban, mientras los esquilaban bruscamente con podaderas eléctricas, mientras algunos vomitaban de terror. La esquila rápida y brusca dejaba a los animales con heridas profundas, abiertas y sangrantes, que eran suturadas sin analgésicos adecuados.

Más de 50 marcas ya han dejado de usar alpaca por su producción tan poco ética, entre ellas Ann Taylor, Columbia, Marks & Spencer, UNIQLO, y Valentino. Aritzia ya ha dejado de usar pieles y angora por la crueldad, y ahora es tiempo de que agregue a la alpaca a esa lista.

¡Por favor, ayuda a las alpacas que sufren ahora mismo, instando a Aritzia a que deje de usar vellón de alpaca inmediatamente!

Ms.
Jennifer
Wong
Aritzia

¡Haz Algo!

Todos los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios. 

Deseo suscribirme al siguiente e-mail: