Evita que la Facultad de Medicina de Tennessee mutile cerdos en prácticas mortales

UN LAB Middleware Label: Title Ends

 

Por medio de registros y otras pruebas, PETA supo que la Facultad de Medicina de la Universidad de Tennessee (UTCOM), en conjunto con la compañía regional de evacuación médica de emergencia LIFE FORCE Air Medical de Erlanger Health System, están cortando cerdos vivos y usándolos como sustitutos de humanos con sangrado y heridas de gravedad, en cursos de triaje (clasificación de pacientes según su estado de salud) en casos de emergencia. A diferencia de los humanos a los que sustituyen, todos los cerdos que soportan y superan las sesiones de práctica son asesinados al concluir.

PETA también se ha enterado de que estas horribles prácticas son obligatorias para ciertos socorristas de LIFE FORCE Air Medical, lo que deja a esos empleados sin ninguna opción más que practicar procedimientos invasivos en cerdos vivos, incluyendo punción intravenosa, intubación oral e inserción de sondas o tubos torácicos, o se arriesgan a perder sus trabajos.

La capacitación médica para casos de emergencia es fundamental, y estudios han demostrado que la mejor formación disponible se logra con simuladores humanos, no con animales. Al utilizar cerdos en lugar de simuladores humanos, el personal de LIFE FORCE y la UTCOM está recibiendo una formación bastante mala. ¿Por qué? La anatomía y fisiología de los cerdos son muy distintas a las de los humanos (su piel es más gruesa y su sangre tarda más en coagular, por ejemplo), lo que hace que cortar a los cerdos sea irrelevante para la medicina de emergencia en humanos.

Erlanger Health System, LIFE FORCE Air Medical y la UTCOM también están poniendo a su personal en el lado incorrecto de la historia. En todo el mundo, este tipo de prácticas sangrientas es la excepción, no la regla. Por ejemplo, en 2017, tras una investigación presencial de PETA y extensas discusiones con nosotros, la Guardia Costera de EE. UU. puso fin a lo que el líder del organismo llamó en ese entonces, un entrenamiento "abominable" para el tratamiento de traumatismos en animales, en favor de tecnologías avanzadas con simuladores humanos. Más del 70% de los países de la OTAN ahora brindan educación médica militar sin lastimar a ningún animal.

PETA ha recibido información de que el personal de LIFE FORCE Air Medical que ha completado esta capacitación debidamente no la considera favorable; calificándola como una "pérdida de tiempo", "cruel y equivocada", además de decir que es "un desperdicio ... ser instruido en medicina humana completando la capacitación en cerdos vivos".

Cuando PETA se enteró de este entrenamiento erróneo, enviamos una carta a LIFE FORCE Air Medical y a Erlanger Health System, exigiéndoles cambiar a métodos de capacitación sin animales, más efectivos, éticos y económicos. También enviamos una carta de seguimiento al decano del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Tennessee.

Por favor TOMA ACCIÓN hoy y hazles saber a la UTCOM, Erlanger Health System y LIFE FORCE Air Medical que deben dejar de cortar, mutilar y matar animales inmediatamente.

Envía un comentario respetuoso a:

Robbie Tester
LIFE FORCE Air Medical, Erlanger Health System
[email protected]

Giuseppe Pizzorno, Ph.D., Pharm.D.
Chief Research Officer, Erlanger Health System
Associate Dean for Research, UTHSC College of Medicine Chattanooga
[email protected]

Dr.
Steve J.
Schwab, M.D.
University of Tennessee Health Science Center
Dr.
R. Bruce
Shack, MD, FACS
UTHSC College of Medicine Chattanooga

¡Haz Algo!

Todos los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios. 

Deseo suscribirme al siguiente e-mail: