Exige que Lynden Deje de Financiar el Maltrato de Perros en la Iditarod

UN LAB Middleware Label: Title Ends

 

La Iditarod 2022 celebrará 50 años de obligar a los perros a tirar de trineos pesados a través de vientos fuertes, tormentas de nieve cegadoras y temperaturas bajo cero, que son demasiados años para los innumerables perros que sufren y mueren por esta causa. La carrera es tan extenuante que hasta la mitad de los perros que la inician no llegan a la meta, colapsando por agotamiento o sufriendo lesiones o enfermedades demasiado graves para continuar, y más de 150 han muerto durante la carrera. Pero esto no ha impedido que el conjunto de empresas de transporte y logística Lynden se apunte para patrocinar la mortal carrera de trineos de perros.

A medida que los perros atraviesan aproximadamente 1.000 millas del duro territorio de Alaska, sus patas se vuelven amoratadas y sangrantes, cortadas por el hielo y extenuadas debido a las vastas distancias. Muchos perros se desgarran los músculos, sufren fracturas por estrés o desarrollan diarrea, deshidratación, virus intestinales o úlceras estomacales sangrantes. Más de la mitad de nosotros compartimos nuestros hogares con perros que no son distintos a los que usan en la Iditarod, y obligarlos a correr contra su voluntad con el fin de entretenernos es una forma de especismo, una visión supremacista del mundo.

Alaska Airlines, ExxonMobil, State Farm y Wells Fargo han cortado lazos con la mortal carrera después de reconocer la crueldad inherente a ella. Es hora de que el conjunto de empresas Lynden se una al resto del grupo y corra lejos del maltrato de animales en la Iditarod.

Dile al grupo de empresas Lynden que dejen de apoyar un evento en el que los perros sufren y mueren regularmente y pídeles que pongan fin al patrocinio de la Iditarod.

Mr.
Alex
McKallor
Lynden

¡Haz Algo!

Todos los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios. 

Deseo suscribirme al siguiente e-mail: