Diles a las Tiendas de Ropa de Alaska que el Maltrato de Perros no Tiene Nada que ver con la Moda

UN LAB Middleware Label: Title Ends

El Iditarod es una carrera cruel y arcaica que les causa un sufrimiento inmensurable a los perros, tanto dentro como fuera de la pista. Si bien la mayoría de las principales empresas han retirado su apoyo al evento, las empresas de ropa Voyij y 57 Peaks ubicadas en Alaska, siguen lucrando con la crueldad hacia los perros al vender artículos relacionados con el Iditarod. Necesitamos tu ayuda para demostrarles que el maltrato animal no está de moda.

Más de 150 perros han muerto mientras eran forzados a correr casi 1000 millas en el Iditarod. La pesadilla no acaba para los perros que sobreviven a la carrera: más del 80 % sufre daño pulmonar permanente, y las lesiones y enfermedades debilitantes son comunes. Fuera de temporada, los perros quedan a la intemperie, encadenados a cajas o barriles plásticos deteriorados en climas extremos. Han resultado gravemente heridos, han desaparecido e incluso han muerto durante el entrenamiento. Los que ya no se consideran “útiles” han sido baleados, ahogados, apaleados o los han dejado morir de hambre.

Los perros obligados a correr en el Iditarod no son diferentes de los que amamos y que comparten nuestros hogares. Sienten emociones y valoran la compañía, y explotarlos por un premio en efectivo y fama es una forma de especismo, una visión supremacista del mundo.

La mayoría de los principales patrocinadores del Iditarod, incluyendo ExxonMobil, Coca-Cola, Wells Fargo y Alaska Airlines, ya han cortado lazos con la carrera.

Por favor, insta a estas empresas a dejar de promover la mortal carrera.

Olivia
Klupar
Voyij
Kris
Wilcox
57 Peaks

¡Haz Algo!

Todos los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios. 

Deseo suscribirme al siguiente e-mail: