Universidades en México y Perú se rehúsan a prohibir un experimento cruel y arcaico

UN LAB Middleware Label: Title Ends

Como si la ciencia no hubiese avanzado en lo más mínimo en medio siglo, universidades en México y Perú se rehúsan a prohibir la prueba de nado forzado (PNF), un experimento que se ha llevado a cabo desde la década de los setenta y que no ha resultado en nada útil. En la PNF, a ratas, ratones y otros mamíferos pequeños a veces se les aplica alguna sustancia antes de que sean arrojados a un recipiente con agua en el cual no tienen forma de escapar ni de posarse para descansar a salvo. Los animales entran en pánico, tratan desesperadamente de salir del agua, arañan las paredes del recipiente y buscan algún lugar para asirse y salvar su vida. Todo es en vano. Después de unos minutos, los animales empiezan a flotar.

Mientras ratas y ratones son expuestos a este horror, los experimentadores registran el tiempo que los animales pasan nadando o luchando por escapar, y el tiempo que pasan flotando. Aunque parezca mentira, esta prueba se ha usado para “determinar” el efecto antidepresivo o anti-fatiga de las sustancias que están siendo evaluadas. La PNF ha sido fuertemente criticada por la comunidad científica ya que lo que los experimentadores llaman “depresión” o “falta de energía” podría ser más bien el resultado de un proceso de aprendizaje y adaptación que les permite a los animales conservar energía y aumentar su probabilidad de sobrevivir.

La crueldad y la falta de solidez científica de la PNF han llevado a numerosas e importantes compañías farmacéuticas y universidades alrededor del mundo a prohibirla. Tal es el caso, por ejemplo, de Johnson & Johnson, Bayer, GlaxoSmithKline, Roche, AstraZeneca, Pfizer y Bristol-Myers Squibb, y del King’s College London, la Universidad de Griffith y la Universidad del Sur de Australia, entre otras. Sin embargo, parecería que estas noticias no han llegado a México y Perú, donde las siguientes universidades se han rehusado a reconocer las falencias de la PNF y continúan permitiendo el uso de este experimento cruel y sin sentido: Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Instituto Politécnico Nacional, Universidad Autónoma de Querétaro, Universidad Autónoma de Yucatán, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo y Universidad Peruana Cayetano Heredia.

Por favor, toma unos minutos para decirles a estas universidades que es hora de prohibir esta prueba cruel y absurda.

Dra. Ma.
Lilia
Cedillo Ra
Benemérita Universidad Autónoma de Puebla
Dr.
Arturo
Reyes Sandoval
Instituto Politécnico Nacional
Dra.
Margarita Teresa
de Jesús García Gasca
Universidad Autónoma de Querétaro
Dr.
José
de Jesús William
Universidad Autónoma de Yucatán
Dra.
Eugenia
Guzmán Marín
Universidad Autónoma de Yucatán
Dra.
Jeri Gloria
Ramón Ruffner de Vega
Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Dr.
Enrique
Wilfredo Cárp
Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo
Dr.
Enrique
Castañeda Saldaña
Universidad Peruana Cayetano Heredia

¡Haz Algo!

Todos los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios. 

Deseo suscribirme al siguiente e-mail: