Kirshner Wildlife Foundation viola el bienestar, las leyes y la seguridad de los animales: ¡actúa hoy!

UN LAB Middleware Label: Title Ends

El historial de Barry R. Kirshner Wildlife Foundation está plagado de maltratos, ataques, fugas, multas por violar las leyes estatales y federales y evidencia de una incapacidad crónica para cumplir incluso con los estándares mínimos del país sobre el cuidado de los animales. Kirshner ha sido citada varias veces por el Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA, por sus siglas en inglés) por no brindar atención veterinaria adecuada a los animales, incluidos un lince que murió después de repetidas convulsiones, un coatí con pérdida de pelo y una herida en la pierna, varios ciervos con pezuñas recrecidas que se fueron torciéndose hacia arriba y un liligre, un león y un ciervo con heridas abiertas. La División de Seguridad y Salud Ocupacional de California multó a Kirshner después de que un leopardo llamado Royal escapara y atacara a un voluntario, que requirió hospitalización por heridas punzantes en el cuello. El USDA también ha multado a Kirshner con más de $ 5000, una sanción que la agencia reserva para los peores infractores.

Los osos negros permanecen naturalmente con sus madres hasta los dos años y el vínculo materno es esencial para su desarrollo. Pero Kirshner tiene un largo historial de adquisición de cachorros de osos que han sido separados de sus madres para que la gente compre entradas para zoológicos de carretera. Aparentemente, la instalación prioriza las ganancias sobre el bienestar de los animales, lo cual es un claro ejemplo de especismo: una visión supremacista del mundo.

Desde 2014, Kirshner ha adquirido al menos 45 crías de animales silvestres de criadores u otros operadores de zoológicos de carretera, incluido “Joe Exotic” de la infame serie Tiger King. Más de 35 animales de estos tenían menos de 6 meses cuando fueron enviados a la instalación, y algunos tenían tan solo 2 semanas. Kirshner también ha enviado animales jóvenes a conocidos traficantes de animales exóticos, incluyendo Gregg Woody, conocido por enviar osos al matadero.

A pesar de las reiteradas instrucciones del USDA y de los veterinarios, Kirshner ha fallado una y otra vez en proporcionar atención veterinaria adecuada y una dieta adecuada a los cachorros de grandes felinos, lo que ha resultado en una afección llamada enfermedad metabólica ósea, que causa fracturas, incapacidad para caminar, debilidad muscular grave y muerte. Los inspectores encontraron que Shyra, una cachorra de tigre nacida en 2023, y Lucie, una cachorra de león nacida en 2016, estaban gravemente cojas, incapaces de caminar, y tenían deformidades óseas y fracturas. Desde enero de 2021 hasta marzo de 2024, el USDA emitió citaciones a Kirshner en 12 inspecciones consecutivas por violar la Ley federal de Bienestar Animal, entre otras cosas, por permitir peligrosamente que un voluntario llevara un leopardo de las nieves a un centro de detención juvenil y por no mantener frescos a los animales en las temperaturas abrasadoras del verano luego de que un inspector observara a los leopardos y tigres jadeando. Kirshner recibió una advertencia oficial por no tener suficiente personal capacitado.

Los animales languidecen en las jaulas estrechas e inhóspitas del zoológico de carretera, y muchos de ellos tienen sobrepeso, están en mala condición corporal y exhiben comportamientos que indican angustia psicológica, como morder los barrotes de la jaula y caminar de un lado a otro.

Por favor, pídele a Roberta Kirshner que traslade a todos los animales a instalaciones acreditadas donde puedan vivir en hábitats naturales significativos y recibir la atención que merecen.

Roberta
Kirshner
Barry R. Kirshner Wildlife Foundation

¡Haz Algo!

Todos los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios. 

Deseo suscribirme al siguiente e-mail: