LSU le Paga a Christine Lattin Para que Inyecte a los Gorriones un Montón de Hormonas Sexuales

UN LAB Middleware Label: Title Ends

Actualización: 23 de marzo de 2022
Acabamos de recibir noticias de que la Universidad Estatal de Luisiana apeló la decisión del Tribunal del Distrito Judicial 19 de la Parroquia de East Baton Rouge, que dictaminó que la escuela debe entregar a PETA todos los documentos y videos que habíamos solicitado sobre los experimentos en aves, de Christine Lattin, financiados por contribuyentes (detalles a continuación.)

El público tiene derecho a saber cómo se ha gastado el dinero de sus impuestos con respecto al tormento deliberado de estos animales en experimentos perversos diseñados para producir miedo y estrés crónicos. Así que, de ser necesario, volveremos a ver a la universidad en los tribunales.

Lee más aquí y después toma acción para instar a LSU a acabar con la crueldad de Lattin.

ACTÚA AHORA

Actualización: 11 de enero de 2022
¡Victoria! Hoy, en respuesta a nuestra demanda de registros públicos, la Corte del 19.o Distrito Judicial de la parroquia de East Baton Rouge, dictaminó que la Universidad Estatal de Luisiana (LSU) debe entregar todos los documentos y videos que PETA ha solicitado en relación a los experimentos de Christine Lattin en gorriones financiados por los contribuyentes.


Actualización: 15 de diciembre de 2020
¿La Universidad Estatal de Luisiana (LSU) creyó que ignorando a PETA los dejaríamos en paz? Si es así, hoy la escuela descubrió lo equivocada que estaba.

Esto se debe a que acabamos de presentar una demanda para forzar a LSU a hacer públicos los registros relacionados con los experimentos en gorriones –financiados por contribuyentes a impuestos– de la experimentadora Christine Lattin, como lo exige la Ley de Registros Públicos de Luisiana.

PETA presentó siete solicitudes de registros públicos a LSU desde el 30 de mayo de 2019 hasta el 9 de junio de 2020, incluidas cuatro solicitudes de registros de atención veterinaria, así como registros que documentan la muerte de aves en el laboratorio de Lattin. Hasta la fecha, la escuela no ha proporcionado ningún registro en respuesta a estas solicitudes.

(Esta no es la primera vez que LSU trata de encubrir la verdad. El periódico USA Today demandó recientemente a la universidad por negarse a publicar reportes sobre acusaciones de conducta sexual inapropiada contra uno de sus jugadores de fútbol).

Y como si los experimentos de Lattin en aves no fueran lo suficientemente repugnantes, resulta que es probable que fueran ilegales.

Documentos obtenidos por PETA muestran que, en 2019, Lattin secuestró y asesinó a decenas de aves silvestres, en aparente violación a la ley de Baton Rouge. La ley establece claramente que es "ilegal atrapar, cazar, disparar o molestar" a las aves y designa a la ciudad como un santuario de aves.

PETA también ha verificado que Lattin y su empleador, la Universidad Estatal de Luisiana (LSU), estaban bien enterados de esta prohibición. De hecho, un funcionario de la ciudad señala que le dijo a Lattin en la cara que no podía atrapar pájaros allí.

PETA le ha pedido al abogado del distrito de East Baton Rouge que investigue este aparente desprecio descarado de la ley, por parte de Lattin y la universidad.

Vergonzosamente, la ordenanza de protección de aves de Baton Rouge fue modificada a principios de este año cuando la municipalidad agregó un vacío legal (probablemente a pedido de la universidad) que permite capturar, atormentar y asesinar a aves para experimentos. Sí, leíste bien: parece que la municipalidad cambió una ley de hace décadas, para que una experimentadora de LSU pudiera capturar y atormentar aves.

Esto es lo que Lattin llama "ciencia": los gorriones domésticos que se reproducen en cajas nido en el Colegio de Agricultura de LSU serán capturados, anillados y equipados con transmisores de identificación digitales. Después los liberará y expondrá a un grupo de ellos a aterradores sonidos de depredadores reproducidos por altavoces alrededor de sus nidos. Estos sonidos les causan un estrés a largo plazo a las aves, quienes intentan criar y cuidar a sus bebés. Al final de la temporada de reproducción, capturará y asesinará a todas las aves y sus polluelos y les extraerá los cerebros para analizarlos.

Toma acción a continuación para instar a LSU a que finalice su reinado de terror.


Publicación original:
¡Descubierta! PETA ha obtenido nuevos registros que revelan que la asesina serial de aves Christine Lattin, ahora en la Universidad Estatal de Luisiana (LSU), se ha embarcado en otro capítulo dentro de su esfuerzo continuo por quitarle alegría al mundo en una nueva ronda de experimentos sin sentido en los que asesina y descuartiza aves.

Lattin ha atormentado y asesinado aves en experimentos bizarros desde 2008. La montaña de carcasas de aves que dejan sus experimentos ha conducido a "descubrimientos" tan banales como que "a las aves no les gusta el cautiverio", y "las aves creen que el aceite crudo sabe asqueroso".

Que sus experimentos sádicos no hayan contribuido a la promoción de la ciencia, sin embargo parece no ser importante para la Junta de Regentes de la LSU, que la premió con más de $117.000 para atormentar y asesinar a 184 gorriones capturados en la naturaleza durante un período de tres años que comenzó en junio de 2019.

En los últimos experimentos de Lattin, capturará y pondrá anillos con transmisores de identificación digital a gorriones lo suficientemente desafortunados como para elegir criar a sus bebés en pajareras en la Escuela de Agricultura de la LSU. Después de liberarlos, un grupo será atormentado con sonidos de un predador, como un halcón, mientras que el otro oirá sonidos más agradables, como aves no predadoras o ranas.

Al final de la estación de reproducción, Lattin capturará a todas las aves y sus bebés. Los matará a todos. Los decapitará y examinará su tejido cerebral. Buscará cambios en un gen particular, provocados por los sonidos de los predadores y los comparará con el grupo control.

En otro experimento, Lattin capturará decenas de gorriones e inyectará esteroides sexuales a 20 machos y 20 hembras durante una semana, antes de realizar la misma rutina de predador/no predador en ellos. Estas aves padecerán el mismo destino que las otras.

Esto es lo que se hace pasar por ciencia y, desafortunadamente, sigue la línea de la crueldad previa de Lattin, que incluyó alimentar a las aves con aceite crudo, herirles las piernas, arrancarles una gran cantidad de plumas y causarles estrés y temor confinándolas en bolsas de tela y dándoles fármacos que dañan sus glándulas suprarrenales.

Los gorriones son uno de los pájaros cantores más extendidos y abundantes en el mundo actual. También son monógamos y, por lo general solo se reproducen con una pareja durante una temporada, y ambos sexos participan en la incubación y la alimentación de sus crías. En realidad, la ciudad de Baton Rouge, donde se encuentra la sede de la LSU, es considerada un santuario de aves donde está prohibido acosar y atrapar aves. Los experimentos de Lattin parecen violar la voluntad de los residentes de Baton Rouge al respecto de que las aves sean protegidas y no les hagan daño.

Lattin no debe continuar con su reinado de terror en las aves silvestres. Matar a estos seres sensibles y confiados, quienes han elegido vivir en gran proximidad con los humanos, es injusto y está mal.

Por favor, toma acción a continuación e insta a la LSU a que ponga fin a su crueldad.

Mr.
Ernie
Ballard
LSU
Ms.
Alison
Satake
LSU

¡Haz Algo!

Todos los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios. 

Deseo suscribirme al siguiente e-mail:

Al enviar este formulario, estás aceptando la recopilación, almacenamiento, uso y divulgación de tu información personal de parte nuestra de acuerdo a nuestra política de privacidad, así como la recepción de correos electrónicos de parte nuestra. Prometemos no dar tu dirección de correo electrónico o número de teléfono a ninguna organización no afiliada a PETA. Puedes leer nuestra política de privacidad completa.